Archivos

Perplejidades esclarecidas para un aprendiz de poeta

Perplejidades esclarecidas para un aprendiz de poeta


Mas no habrá reverencias //
ante su morena cara erizada
de puercoespín huraño /
vibra una longitud de onda
en la corriente alterna de mandíbula rota //
luego la deja caer
contra su orgullo impetuoso/
se arrebuja en su capa emputecida //
surgirán con soldados en la frente
los muebles de una higuera de mármol
para la comprensión plena del viaje hacia el infierno /
listo para salir del capuchón de su lapicero
de joven emponchado /
que alberga ocasiones indiscretas //

“Por favor, dejadlo solo,
déjenlo solo, che.”

No lo llames microrrelatos //
no mientas que es ficción breve //
las cosas tienen cuerpo y oraciones //
nada nuevo que contarnos este mundo:
sujeto y predicado/ tal vez unimembre,
casi siempre bipolar/
párrafos /
que la cobija revuelta arranca en los mechones/
guedejas de plata del poeta informe/
desde la opresión puño de hierro
intactamente /
resistiendo el golpe /
a escasos metros del íntimo domingo/
que asombrado observa/
la misa sentenciada
desde el  pálido balcón/ 

de su incredulidad incipiente.

Este poema tiene casi veinte años y corresponde al período de POESÍA DEL AB-ZURDO.

15 años antes que SHAKIRA Y BIZARRAP

ESCUCHANDO LAS RIMAS CRONOPISTA.com DE SHAKIRA

(Dios sabrá quién le escribió la canción al ex) me acordé de los Sonetos repentinos.

Con Z de Zionism

Las zetas con zozobra me provocan;

sus botas son zapatos de asesino;

eructan al diabólico destino

con la neta de Zorro y no me tocan.

Zeta azota, impregnándose de alientos,

en ciernes de la letra del poeta,

que mejor se dedique a proxeneta

del aire y azucena de los vientos.

Quijotes, tantas zetas me rescatan

la vida de mis aspas de molino,

de Prisa rezongona con señores

ponzoñosos en ser mi desatino,

que no pagan la entrada y me abaratan,

porque anhelan venganza a zurradores.

Mafia rusa

Ni musa ni gentuza ni papusa:

en esta lid de tintas y de duetos

la toga de los monjes recoletos

se aviene a formar parte de mi blusa.

Afuera, los auspicios de la intrusa

factura rosacruz de los cuartetos,

ni el Che ni sus Mafaldas ni sonetos

se adaptan a la vieja mafia rusa.

Malditas hipotecas, juicio a embargo

que ponen en subasta los ladrones

de cantos de sirenas y escorpiones

con bostas de las vacas de los tambos,

pues la leche ordeñada con malambos

se vende en botellón sucio y amargo.

Izquierdas a la violeta

Zurdito que en los foros se me duerme,

testigo de unas ansias asesinas,

molécula de humo, quiere verme

solfeando con palabras argentinas.

Se pica y suda, mas declara en Zeta

que escribe con pelucas el lumbago,

se acobarda de mano y lo que hago

le inspira sus condones de poeta.

¿Dónde van sus patotas con la esgrima?

¿Quién anega su sed de rosacruces?

¿Cuándo vence si pierde con La Tuna?

Sabrá usted, que los tontos de colina

terminan sus carreras de avestruces

con la guapa más fea que ninguna.

No hay Literatura

«Por-

que en este horror no hay Literatura,»

dijo un hombre dispuesto a molestar

a una mina que está loca de atar,

una noble y preciosa criatura.

Los tipos de las fotos a esta altura

sonríen, con embargo y sin azar,

con lentes para el sol en su avatar,

sin el faso que aguante la bravura.

Carecen de una buena dentadura,

las manos enrojecen y se arquean,

con la zaga de puchos la cirrosis

se instala en el pulmón del caradura,

los cabellos se caen y se le afean

los dedos de tocar rock con artrosis.

Just like Bob Dylan blues

A Alejo y Andrea Stivel.

Just like Bob Dylan blues, mi canto elevo

al cielo de betún de los enanos,

si los veo burlándose entre hermanos

me excito, me propago y me sublevo.

Sabemos que este Alejo es un malevo,

que se arregla si puede con las manos

para saciar con modos de gitanos

a su Eros, aunque el sexo te lo debo.

En el lunfa porteño, sin relieve

los ladrones de musas, buscan cimas

lejanas, por las dudas, por si llueve.

No me reten ahora por las rimas

que la ve labiodental y la de bebe

se pronuncian igual sin cobrar primas.

Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan.

(El mundo fue y será una porquería, ya lo sé)

Lu

y todo así

Un soneto castellano

PARODIADO POR LA ABUELA LALALÁ

UN SONETO CASTELLANO. (Vale como canción)

lalá lalalalá lalá lalala
lalá lalalalá lalá lalala
lalá lalalalá lalá lalala
lalá lalalalá lalá lalala

lalá lalalalá lalá lalala
lalá lalalalá lalá lalala
lalá lalalalá lalá lalala
lalá lalalalá lalá lalala

lalá lalalalá lalá lalala
lalá lalalalá lalá lalala
lalá lalalalá lalá lalala

lalá lalalalá lalá lalala
lalá lalalalá lalá lalala
lalá lalalalá lalá lalala

Publicado por Luci en 23:33   

Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con FacebookCompartir en Pinterest

6 comentarios:

Anónimo dijo…

Señora:
Esto no vale ni como intento lejano de nada. ¿Qué le está pasando? Ni siquiera es ingenioso ni divertido.9 de mayo de 2007, 9:05 

Luci dijo…

Roberto, con tu sentido lírico y poético de la vida no encontrás sentido al poema. Te puedo llegar a entender.

En mi concepción, se trata de una denuncia a la que no considero ni divertida ni ingeniosa.
Simplemente es una crítica contra los rimadores de versos que se atienen a parámetros preestablecidos por los usos y costumbres, cuando en realidad la Poesía es por esencia derribamiento de muros.

Para hacerlo hay que saber qué es lo que uno quiere revolucionar, provocar como impacto.

No es tu caso, pero sé que muchos de los sonetistas que se jactan de poetas han sentido profunda repugnancia por estos versos ya que delatan los suyos. Entonces, el objetivo lapidario fue cumplido con éxito.

Es algo similar al cuadro : «El
cuadrado negro», que muchos han calificado como un intento burdo,
pero a otros nos parece que fue la mejor definición pictórica
del mundo televisivo actual, muchísimo tiempo adelantado al Big Brother.

Lamento, que el más lúcido de mis lectores no lo haya comprendido así.9 de mayo de 2007, 11:05 

Anónimo dijo…

Dices que Poesía es por esencia derribamiento de muros, me haces acordar a Paco Ibañez cuando cantaba «La poesía es un arma cargada de futuro», pero si bien podemos o no concordar en esto, creo que no es lo relevante.
Si escribes poesía lo haces para que tu lector, el otro, sienta atravesada su alma por tus versos. Si no hay acción no hay reacción.
Una cosa son las vanaglorias vanas de quienes se autodefinen como artistas y otra muy distinta es SER un artista, y no es con fuegos de artificio que se consigue llegar al alma de las gentes que, supongo, es el puerto de destino de todos los esfuerzos de quienes decidieron que su misión sobre esta tierra es dar aunque sea un poquito de belleza para que la vida de los demás(y la del artista también, por supuesto) sea más llevadera y tenga un sentido que trascienda el mero acto de comer todos los días.
Y como colofón un comentario personal, si el más lúcido de tus lectores soy yo, vives en el país de los ciegos y yo vengo a ser el famoso tuerto.
y, a fuer de sincero, no creo que ese país sea tu morada.
¿Te acordás de los «agrandadores de loros» de los que habla Dolina? No te asocies a ese club.
Un beso9 de mayo de 2007, 23:29 

Luci dijo…

Para decir verdad, el autor del poema que musicalizó Paco Ibáñez fue Gabriel Celaya.
Esa canción, también cantada por Joan Manuel Serrat es una de mis consignas.

Cortázar decía que él escribía siempre para «un solo y único lector», y no por copiarlo sino porque así lo siento, hago lo mismo. Si logro el milagro de que alguien lea mis obras completas estaré satisfecha.

Lo que más lamento de los blogs es la imposibilidad de tener un corrector full time, para que deje bellos los textos y pula y lime las superposiciones, las repeticiones, los asuntos de estilo que a nuestro pesar surgen en la vorágine satelital.

Leí a Dolina hace tiempo y no recuerdo eso de «los agrandadores de loros», uf… ¿es pecado?

Tengo por naturaleza, mala memoria y me pierdo un montón de detallitos con o sin importancia.

Respecto del país que sea mi morada, podría contarte es el mío y no tengo otro. Pero si consigo una buena oferta que me permitiera vivir de la literatura (lo que sería mi anhelo más preciado) o al menos de la escritura, intentaría radicarme en una buena parte del planeta. Cualquier cosita, chiflá.

No creo que seas un tuerto en el país de los ciegos, , y está bien, si no te gustó el soneto, no me ofendo. Soy una persona poco dubitativa, aunque hago cambios permanentes en mis poemas odio reescribir. Reescribir es escribir algo nuevo.
Tampoco me considero una de esas artistas que adoptan pose de prima donna, porque el arte es una elección, un disfrute y una necesidad epidérmica de expresión.
Si lograra trascender, muchísimo mejor. Pero, también creo que las palabras mudan según las épocas y algo que ahora puede sonar mal dentro de algunas décadas podría renacer o viceversa. ¡Cuántos Premios Nobel han caido en la desgracia del olvido definitivo!

Me estoy acordando de Tagore, de Juan Ramón Jiménez y Mortensen en estos momentos.


LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes, porque apenas si nos dejan
decir que somos quien somos,
nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
Estamos tocando el fondo.

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

Hago mías las faltas. Siento en mí a cuantos sufren
y canto respirando.
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas
personales, me ensancho.

Quisiera daros vida, provocar nuevos actos,
y calculo por eso con técnica qué puedo.
Me siento un ingeniero del verso y un obrero
que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesía-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota a gota pensada.
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.10 de mayo de 2007, 0:09 

Anónimo dijo…

Por las contestaciones que das a mis comentarios infiero que los leés con apuro y más interesada en dar tus opiniones que en escuchar lo que te han dicho.
Por otra parte creo que «maldigo la poesía concebida como un lujo cultural por los neutrales» es un himno de guerra dentro de una guerra (la civil española). Hoy suena fuera de contexto, hoy «neutrales» en nuestra Argentina me parece una desmesura.
Podemos coincidir en los méritos poéticos de Celaya, pero revindicar su militancia republicana en nuestra realidad argentina y hacernos carne de ella no creo sea certero.
Besos11 de mayo de 2007, 18:16 

Luci dijo…

Te confieso que a veces me resulta difícil leerte. Seguir el hilo de tu pensamiento.
Voy a releer tus comentarios. Esperá.



«Si escribes poesía lo haces para que tu lector, el otro, sienta atravesada su alma por tus versos. Si no hay acción no hay reacción.»
Eso se intenta, mas no siempre se logra.

no es con fuegos de artificio que se consigue llegar al alma de las gentes que, supongo, es el puerto de destino de todos los esfuerzos de quienes decidieron que su misión sobre esta tierra es dar aunque sea un poquito de belleza para que la vida de los demás(y la del artista también, por supuesto) sea más llevadera
Sé que no te gustó el soneto, me lo dijiste con toda honestidad. Te aclaro, por lo que habrás visto, que no siempre busco la belleza en los poemas.. También encuentro bella la fealdad, los malos motivos, el pie quebrado del verso libre.
No tengo intenciones de hacer que la vida sea más llevadera, porque la vida es maravillosa. Y digo esto sin optimismo, pero con deslumbramiento por la magia de estar ahora acá.
Me gustan las exageraciones casi caricaturescas, como decir «es una de mis consignas», porque la verdad es que no tengo consignas.
Te dije que no recuerdo eso de los «agrandadores de loros» y te ruego (es feo andar rogando) que me digas qué son, porque por motivos diversos, no tengo ahora los libros de Dolina al alcance de mi mano en biblioteca.


). Hoy suena fuera de contexto, hoy «neutrales» en nuestra Argentina me parece una desmesura.
No veo que ser neutral en la argentina sea una desmesura. Trato de serlo y tener una mirada lo más objetiva posible sobre pérdidas y beneficios.

Depende de la opinión política que tengas de este gobierno que hace discursos con la retórica de la izquierda y siembra pánico con el de la derecha. Eso sin entrar al trapo de los pobres recursos que maneja en cuanto a la economía de distribución de la riqueza, los beneficios para quien trabaja y el desapego por las instituciones que impedirían el autoritarismo formal que ejercen.

Sospecho, que no coincideremos en tampoco en este análisis sociocultural.


Lu-





A fin de no perder de vista tus comentarios, que siempre me interesan te pido que me los envíes por e-mail, a fin de responderte antes.

Lu.



«como colofón un comentario personal, si el más lúcido de tus lectores soy yo, vives en el país de los ciegos y yo vengo a ser el famoso tuerto.
y, a fuer de sincero, no creo que ese país sea tu morada.»

Esto no pude llegar a comprenderlo cabalmente.
Explicamelo mejor.11 de mayo de 2007, 20:47 

Publicar un comentario

Entrada más recienteEntrada antiguaInicio

mapeando

16 Pageviews

Nov. 18th – Dec. 18th

La lupa del corazón

La lupa del corazón

Buscar este blog

Archivo del blog

caralibro

LUCÍA ANGÉLICA FOLINO

Promocionar tu página también

El mundo es uno solo.


This obra by Lucía Angélica FOLINO is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 3.0 España License.

Mi lista de blogs

Tema Fantástico, S.A.. Con la tecnología de Blogger.

Autorreportaje o Reportaje en auto

Autorreportaje – año 2007

Fiel a la tradición españolística, de hacer autorreportajes, comparto uno que ha inspirado a grandes camaradas (dicho sin connotación política) y mejores artistas que yo, como Joaquín Carbonell (DeP)

AUTO REPORTAJE O REPORTAJE EN AUTO.

-¿Usted, cómo se llama?
-Yo no me llamo pero mis amigos me llaman cada dos por tres.
-Quiero decir que ¿cómo es su nombre?
-Mi nombre pertenece al género femenino y tiene cinco letras. Es un sustantivo propio que etimológicamente significa…
-No hace falta que diga eso. Solo su nombre propio.
-Tiene razón, si es mío no va a ser ajeno.
-Lo único que le pido es que me diga ¿cuál es su nombre?
-Cual es su nombre.
-Por favor, sea seria… ¿qué es lo que dice su partida de nacimiento?
-Que soy hija de madre casada con mi padre, el día en que nací al mundo, vamos… la fecha… pero eso no se lo diré ni en broma.
-No, que dice a continuación de «Nombre y apellido».
-Ahhh, hubiera empezado por ahí… como yo que comencé, naciendo.
-¿Me lo dirá o no?
– Si, si, no se impaciente. Se lo diré. Lucía Angélica Folino. Y pasemos a la segunda pregunta.
-Al fin… Encantado.
-LUUUU CIIIAAAAA AAAANGELICAAA FOOO LLLIIIII NOOOOO, (en cantando) es que no entono muy bien.
-Basta, señora.
-La culpa es suya, y no sea insolente caballero le pedí que pasara a la siguiente pregunta.
-¿Puedo inquirir su edad?
-No responderé.
-Disculpe, no quise ser indiscreto.
-Le digo que no responderé porque esa es la segunda pregunta y usted debía pasar a la tercera y saltear la segunda. ¿No se acuerda? Ahora si quiere saber cuántos años tengo se lo contestaré en la siguiente.
-No, deje. No hace falta.
-Ahhh, que tema me ha propuesto.¡Usted es brillante! Va a llegar muy lejos, jovencito. Porque parece que el planeta se ha vuelto ignorante, de repente, y ya nadie respeta la ortografía. Hay faltas hasta en los diarios y en la red de internet ni le cuento.
-Yo no le propuse ningún tema.
-Por eso ni le cuento.
-¿Le gustaría escribir sobre usted misma?
-Escribir sobre uno mismo es muy difícil, yo siempre prefiero hacerlo sobre una mesa o un escritorio.
-Esa frase es de Dálmiro Sáenz. «Esto es cultura animal» ¿No le da vergüenza plagiarlo?
-¿Me la robó? Es que el mundo está lleno de ladrones. Y no hable a un «animal» que no entendería su idioma.
-¿Usted es una pícara?
– Para nada. Yo diria que soy una pi-económica.
-¿Me está tomando el pelo?
-Nada de eso, estoy tomando un sorbete de lima al limón. ¿Quiere un sorbito de sorbete?
-¿Qué opinión le merecen los cantautores?
-Inmerecida.
-¿Me recomendaría un libro?
-Sin duda, se lo recomiendo.
-Eso también es de Dalmiro Sáenz ¿no?
-Puede que sea de Alejandro Sánz, que para eso es su hijo. ¿cierto?
-Creo que no. Es distinto apellido.
-¿Ignora quien es “su” hijo? ¿No lo reconoció en el Registro Civil? Hombre ¡qué crisis de identidad que ha de tener el pobrecito con un padre como usted que ni lo reconoce!
-Señora… No tengo hijos. Usted me marea.
-«¿Y la marea sube y luego baja?» Sí, eso es de Serrat. Lo felicito por su gusto musical. Marea también es bastante bueno como grupo.
-Pero si yo no nombré a Serrat. Esto no me gusta nada.
-¿Enserio? ¿Cómo es que a un español no le gusta Serrat?
-No dije que no me gustara el catalán. Por favor… pie-dad.
-No insista. No le daré el pie. Y no me haga pito catalán. ¿Quiere?
-Im-presionante.
-¿Lo estoy presionando, acaso?
-Al Director de mi diario lo mandaré al carajo.
-No sabía que el periódico tuviera barco. Cuídese en el carajo porque puede haber piratas.
-Ese carajo, noooooo. Los piratas ya no existen, mujer.
-No se crea, hay algunas pi-lauchas que parecen pi-ratas de Sandokan.
-Auxilio. ¡Dios Santo!
-¿Ahora me dirá que Sandokan es Dios?
– … ¡Qué pelo…!
-Vaya mozo, vaya. Le devuelvo su pelo. Es que lo tomé por equivocación.
-La equivocación es suya. LOCA, LOCA.
-Loca, loca, pero nadie me la toca.

-Ringgggringgggg… disculpe… tengo teléfono.
-Yo también y no hago tanto alarde por llevar un celular en la cartera.

-Bueno… ahora sí, me tengo que re-tirar.
-Que se mejore, pero no se vuelva a tirar que puede dañarse el cerebro. ¿Hasta la próxima parada, chofer?
-¿Que parada ni parada…?, esto no es un colectivo y no pienso tirarme a ningún lado, IDIOTA. Esto es un auto.
-Tiene razón, usted sería idiota si se tirara. Mejor viajo sentada que parada. ¿No cree? Pongo el automático y sigo.
-Nos vemos, vaya doña.
-Idónea, nomás. ¡¡¡Taxi!!! Frene.

El taxista que escuchó todo resignado en su butaca, se da vuelta y pregunta:
-¿Adónde la llevo ahora, señora?
-Usted no me llevará a ningún sitio, degenerado. Yo voy sola. Y aquí me bajo.

Hasta la vuelta y Bella Vista Social Club.

Lu

Imagen de Florencia Kohan

augures y quiromancia

augures y quiromancia

No dejo de escribir la hipocresía
de viejos onanistas del deporte
más chusco: matar a la consorte
de labios de caimán de la poesía.

Todos saben que en nombre de Lucía
pergeño garabatos como aporte
al Sur, que me provoca desde el Norte,
con augures de tersa melodía.

El pan sabe a reseco en la distancia
y a fuer de persistente lo bendigo
como un ciego auditor de quiromancia.

Mi meta es olvidarme de mi ombligo,
dejar atrás los versos y arrogancia
y cambiar su virtud por mi castigo.

Lu

Un soneto mirando a Argentina desde España, inédito en libro, publicado en las redes hace más de 10 años.
Lo recordé porque mi viaje a la madre patria de los latinoamericanos está próximo.
Faltan menos de dos meses para pisar mi segunda querida tierra.

La piedad

La piedad.

Una mujer lo atraviesa;
es causa de su deseo,
encarna un fantasma litoral.
Una mujer que venera
no sin espanto,
como una fulguración órfica
que lo lleva a cuestas
en su travesía de aguas.
Una mujer de rotaciones
y traslaciones,
hermética,
poética,
esdrujularia.
Una mujer de sinrazón
y de demencia compartida,
de vértigo renacentista
que lo contempla en el destripamiento
huérfana y mayúscula
como la estatua de La Piedad.

De mi libro Acuario Plateado por la Luna

VANITAS VANITATUM ET OMNIA VANITAS

Este poema que compartí hace tiempo, con una mínima corrección será publicado en mi próximo libro, que es como el té del gran poeta Hugo Mujica: está caso listo.

Vanitas vanitatum

Vanitas vanitatum et omnia vanitas. Eclesiastés.
Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.
Antoine de Saint-Exupery

El círculo de las vanidades es el centro del anverso
en la hoguera funeraria de los tropos del poeta.
Las descendientes de Érate queremos punzar el miasma,
extirpar la moral profanada por el pánico y la lujuria
insensata e insolente,
en una vivisección rigurosa,
trepanar los cráneos
del perverso crimen organizado;
con escalpelo, gubia o ganzúa,
con las llaves del infierno,
con bigote en desuso,
con riñones en la mano;
con registros barítonos
ansiamos lo imposible.
Queremos horadar al sonámbulo,
al anestesiado,
al cínico,
entrar en sus cabezas hueras
si no corre sangre en las arterias
de esos seres despreciables del damero,
ayuntados en coitos frenéticos,
mezquinos de mezquindad absoluta,
obstinadamente taimados,
tacaños de espíritu por definición de sombra.

El círculo de las vanidades no es pequeño
se expande cada día en un universo
que no se expande,
que gira y gira alrededor de un sol
que desconoce,
que han llamado Big Bang, que gira y gira a su vez,
alrededor de otros soles
u otros universos
que también desconoce el dogma del ateo;
espacios de dioses eternos, que juzgan o que juegan
y nos donan una libertad que los avaros cantan
por gusto del dinero esclavista
pero son incapaces de sentir.
Alguna vez sabrán, estas comadres inopinadas
si es que no mueren
persistiendo en sus errores,
qué significa la idea de la palabra Dios;
cual es la velocidad de la luz,
que –les voy tirando un dato-
es redonda y se mide en cálculos pitagóricos.
Ni con esa pista
adivinarán lo que quiero explicarles.
No se esfuercen.
No diré más.
Es inútil perder el tiempo,
que en la realidad no existe,
con los miriápodos
de cien pies enlodados, sin alas en las anclas,
Hay poetas afeminadamente premiados
que firman algunos versos
como propios,
pequeños poemitas robados al azar
de aquí o de allá,
con ánimo de lucro.
Van por ahí jactándose de ser artistas malditos,
revolucionarios encapuchados,
rompe huesos de las reglas
engalanados con trencitas de oro.
No son malditos por ese menester.
¡Qué bah!
Son benditos del sistema mercantil
que los apaña.
Hijos de la desgracia que provocan
con su exquisita soberbia de elegidos.
Mancomunan
aplausos, medallas, abrazos,
y cobran mucho,
mucho,
lo que debiera darse gratis.
¿Es eso el Avangard de la vanguardia?
¿Es esa la mística religiosa,
persuasiva
que escogen para ser insectos?
Atestado está el planeta de repetidores del Dante.
Es hora de dejar las antiguallas perezosas
y marchar hacia el
Res non verba.

La ascensión

La ascensión

“Sueltos los dolores de la muerte”

Hechos 2. Biblia Reina Valera 1960

¿Reproducen los libros las verdades?

¿Igualan el dolor de la inocencia?

¿Significan el múltiple mensaje

que aleja el fundamento de la tesis?

Poemas

que se esfuman en la nada,

en la paz del futuro irán al palio

donde serán juzgados por inútiles.

El verdugo oficiante es un carnero.

como suele suceder cuando

no hay diana floreada,

tridimensional virgen,

luna casada o cazadora

como en vetustas fábulas.

Final a punto de explotar los labios.

Descuento refrenando el lloro.

Final.

Rezando un bisbiseo.

Final.

Cargado de silencio.