Archivo | octubre 2019

Primavera

Un poema de septiembre del 2012, que podría haber escrito en 2019, sin cambiar una coma.

Ahora que lo veo, tiene un tono cercano al poeta coreano Ko Un (1933). Su salud física y psicológica se vio minada después de la guerra de Corea y una golpiza propinada por la policía en 1979. Durante diez años fue monje budista. A partir de 1962, después de una vida monacal, se entregó a la poesía. Según Yong-Tae Min, “el taoísmo de Ko Un llega a ser a veces sexual, erótico y místico”. Es el poeta mas representativo de la Corea del Sur contemporánea.
Todavía no había leído a Yong-Tae Min ni Ko Un ese año.

Es el misterio de Dao lo que nos une.
Por fortuna, somos poetas vivos en este camino que es un callejón sin salida y con entrada asegurada.
Ya me lo cruzaré alguna vez en la próxima vida.

 

 

 
PRIMAVERA.
Nunca vi una uralita.
No distingo un zorzal de una calandria.
Se nos ha metido septiembre por la ventana
ansioso de retoños y de lírica
como amarga estampilla despreciable.
Dicen que hubo palomas en la plaza
tan gordas y tan odiosas
que era mejor perderlas que encontrarlas.
Mejor si decimos torcazas.
Las reconozco por deserción y por lujuria,
por sus dentaduras de oro,
y ser extrañas formas de caminos de dios.
Para palomas, las de maíz,
husmeando coreadas revoluciones fílmicas.
Para versos, el eco sibilino
de su nombre de pila,
su abrazo manifiesto de perro del hortelano
el retintín en la garganta,
la fresca resonancia desde lejos,
las letras que no trazaré
sobre este papelucho satinado
que configuré sobre el monitor
de mi computadora fiel
como una estaca para el náufrago,
y arrancaré del pecho,
cuando termine esta elegía
y oprima el No guardar
en la memoria.

Lu

No tire su dinero (del libro TARDE PARA VENGANZAS)

Muchos no lo recordarán porque pertenece a uno de mis primeros blogs: Premio Consuelo.
Más vigente imposible.

De ahora en más, pueden llamarme la Parravicini del siglo XXI:

Agregué a las promotoras morochas a instancias de un comentarista (vill_gates) que tenía pensado el servicio para la jefa de su banda que detesta a las rubias con corazón.

NO TIRE SU DINERO

Lavamos todo tipo de mercadería, inclusive aquellas manchadas con sangre, semen o residuos contaminantes.

Nuestra empresa altamente especializada en servicios colaterales para administradores y funcionarios públicos, ofrece por el 8% del valor a rescatar, una atención personalizada, planificación contractual y la restauración de sus valores al Wash Street Center.

Tenemos un personal calificado y ofrecemos las mejores promociones de plaza presentadas por bellas y uniformadas promotoras rubias o morenas a elección del consumidor, lo que hace completamente fiable su inversión en la operación comercial.

Aseguramos la reinserción del capital en el menor plazo, dentro de los parámetros de limpieza, seriedad y prestigio que nos avalan con una trayectoria de más de pufff de años de experiencia.

Contamos con los mejores depósitos de baños del país y entregamos su pedido en prácticas y resistentes bolsas de plástico, que pueden portarse sin costo alguno en el baúl de su automóvil.

El servicio de entrega es puerta a puerta. No tendrá que realizar costosos viajes, ya que derivaremos los paquetes a su domicilio.

Somos la primera empresa internacional con jets privados que tienen permiso para aterrizar en aeropuertos internacionales y locales de Argentina y una red de empleados con doble y triple ciudadanía y pasaportes falsos para su mejor confort y seguridad.

Con nuestra intervención podrá deshacerse de molestas cuñadas con valijas y de gastos innecesarios en Free Shop, ya que nuestros enviados especiales tiene libre tránsito en Aduanas. Podrá elegir su opción por catálogo privado.

Solo tiene que encomendarnos su dinero sucio. Nosotros haremos el más perfecto lavado, blanqueo y purificación a cargo de contadores y economistas egresados de la Universidad de Harvard.

Agende nuestro número. Puede necesitarlo. Mejoramos cualquier opción.

Nuevo: Hemos implementado un exclusivo servicios de jueces y secretarios de juzgados, agentes y guardaespaldas adictos, en caso de que nuestro mensajero fuere detenido para defenderlo sin pérdida de caudales y permitirle regresar al país de origen de la remesa, con cambio de identidad a nuestro cargo, lo que evitará cualquier delación por parte del posible arrepentido y una cooptación que queda garantizada en un 99.99 por ciento de los casos.

Contamos, asimismo, con un seguro de pérdidas por robo, incendio o malversación que le permitirá dormir tranquilo. Recientemente, hemos activado nuestros sensores contra boqueteros inescrupulosos que pretendan quedarse con su patrimonio pendiente de transparencia para entrar a los mercados.

Nunca una operación fue más eficaz.

El servicio de posventa está dentro de las normas de incuestionable calidad, por la excelencia y profesionalismo de nuestros inteligentes abogados que solucionarán cualquier inconveniente del negocio.

Por consultas: Llame ya al número: ….0800- CÁRCEL DE DEVOTO.

Este aviso fue publicado en el blog http:///yanonossorprendemosdenadayporesoandamoscomoelculo.blogsomealgo.com.

Sospecho que se trata de un sarcasmo o una completa falsedad, puesto que releyendo el último párrafo, he descubierto dos grave incongruencias, La primera: no existen abogados inteligentes.
Por otra parte ¿quién pondría un teléfono de contacto para asegurar la campaña publicitaria, con las huelgas de la Telefónica y el mal funcionamiento de móviles españoles o celulares chinos que abundan hoy en día en los circuitos globales?

 

Publicado por Lu Folino en 18:23 del 14 de agosto del 2007

Las poetas del montón (segunda parte)

II –

He forjado esta carta
desde la celda de mi aburrimiento.
Sin nostalgia del no ser
fui la chica del coro,
la empleada doméstica,
la manicura inerme,
la depiladora ciega,
la auxiliar contable
que calcula los milagros,
el porqué de los oyentes de poemas y cantares.

La he escrito porque sí,
para curar el tedio del domingo
14 de noviembre del 2010,
la prisa de los lunes,
la maldición de Marte,
el cielo nebuloso de la actual primavera
que escasea/ que escarcea/

En el viaje de regreso,
mi tren no encontró el pueblo,
el pueblo se marchó
abatido, detrás de un viento seco.
Delirando
su enfado contra la barbarie
se asentó en las orillas de la civilización.
Por su tronchada mente torpedearon
sueños de avenidas
en expedientes importados
por suntuosas pantallas panorámicas.

Ohhh primer amor.
Cuanto insensato te denigra
con canciones que se arrugan
alrededor de tu mirada.
Quien ya no te quiere
nunca te ha querido.

Lo peor de la inocencia es su belleza.
Lo mejor de la inocencia son los destripamientos.

Como dijo Juan Gelman

en su Mundar libro

“Los pájaros cambian de vida

y preguntan lo mismo de siempre.”

 

 

 

sin titulo

Las poetas del montón (primera parte)

I

Las poetas del montón,

las malas poetas poetisas,

pizarra y tiza en mano,

las Nada que decir,

sus obsesiones:

heptasilábicas, decimonónicas,

como una red que al humo no renuncia;

asediadas por el oscuro recoveco

de una crisis que no sufren;

se rejuntan juntitas a aplaudir

sus diablos azules, vetustos y sin brillo,

como indica el zodiaco

del diario de anteayer.

Entre copas de vino

y labiales baratos

se besuquean las mejillas

a diestra y siniestra.

La anchura de sus fugacidades

me descorazona.

Con temblores de gallinita clueca

me amedrentan.

Sus cuchillos cargados de jardines

y florcitas anticlericales

para un casamiento de punta en blanco,

asfixian los pechos de

los ángeles que invocan.

La constelación de la pausa

festeja su afonía.

El píloro manda resignación

ante la adoctrinada terquedad

del vómito que expelen.

Las de Barranco, siembran

una estética

de enfermedades que no existen

para ofrecer soluciones

que tampoco aportan.

Ohhh, primer amor.

Cuanto insensato te denigra

con canciones que se arrugan

alrededor de tu mirada.

Quien ya no te quiere

nunca te ha querido.